martes, 29 de junio de 2010

Que hago !?

Hola Chicas !! Despues de una buuuen tiempo estoy publicando algo xD pero como les dije el cole me tuvo super loca !! Y aun asi no me fue muy bien :( La cosa es que me puse a revisar y leer todos mis capis, y a decir verdad no estoy muy conforme con la historia :( Asi que siento mucho decirles que ya no seguire con ella ...
Pero tranquis !! tengo una idea para una nueva historia que empezare a escribir esta semana, dejenme hasta el viernes para poner en orden mi cabezita y escribir los primeros capitulos !!
Muchisimas gracias por su pasiencia !!! y por aguantarme todas mis macanas !! Son geniales !!:D:D
Cualquier sugerencia, critica o peticion que tengan, haganmelo saber !! Me encanta tener noticias suyas !!
lamarcadelagua@hotmail.com
Besos chocolatosooos !!

Que hago !?

domingo, 25 de abril de 2010

Tratando de escribir !!

Se que hace muchiiiisimo tiempo que no publico nada !! Pero el problema es que el capitulo que viene es de suma importancia para la historia y no se como escribirlo !! La idea esta rondando mi cabeza, y el capitulo ya tiene una parte, pero me esta costando terminarlo.
Les prometo que estoy pensando en todo, pero necesito un poquito mas de paciencia, les juuuro que seran recompensados ;)
Espero subirlo entre el miercoles y jueves !!
Muchisimas gracias por ser tan increibles y esperar hasta que mi loca mente quiera cooperar !!
Besos chocolatosoooos

martes, 13 de abril de 2010

Premios Deliciosoooos !!

Muchiiiiisimas gracias a =Sam= por este increible premio

Las reglas del premio son:
1º.-Exhibir la imagen del sello Listo
2º-Poner el enlace de la persona que te lo ha regalado Listo
3º.-Elegir 10 personas para pasárselo Mirar al finaaal !! :D



Agradecimientos y besos chocolatosoooos para Dani por estos premios tan maravillosos y deliciosooos !!

Que te inspira a escribir ??

Uyy !! pregunta muuy amplia x) bueeno mayormente me inspira esos pequennos momentos que me sacan una sonrisa, o aquellas cosas que logran levantar mi animo y que me ayudan constantemente a seguir avanzando.Podriamos decir que entre estas cosas esta la MUSICA (elemento muy importante en mi vida), los libros que me hacen gritar de emocion y mi familia, sin olvidar a mis amigos y cosas que pasan a diario en la calle que simplemente te hacen sonreir




1.- Agradecer Listo !!
2.- Que interpretas como amor sin barreras ??Mmm... aquel amor que te hace sentir bien sin importar si esta presente, si te lo recuerdan cada rato y los que sobreviven a pesar de los retos que lanza la vida. Aquel que te puede sacar una sonrisa sin importar los momentos dificil o con los cuales te sientes protegida :D



1.- Copiar el logo en tu blog Listoo !!
2.- Poner el link de la persona que te lo ha dado Hagan click en DANI al principio :D
3.- Decir 7 cosas de ti
1.- Me muerdo las unnas (y lo odio)
2.- Reciclar papel es mi obsecion xD (ahora toodo mi curso lo hace xD)
3.- Prefiero miiil veces la lluvia al sol
4.- Prefiero un perfume Citrus a uno Dulzon
5.- Mi estilo es una mezcla entre hippie y rock
6.- Me encanta ser confidente de todo el mundo (siempre es bueno ayudar a los otros con sus problemas)
7.- Tengo los suennos mas raaaros que te puedas imaginar !!
(creo que el hecho de que aaaame leer esta implicito xD)




1.- Agradecer al blog que te lo entrego Listo
2.- Entregar los 2 premios juntos a 7 blogs Al final !!


Entregarselo a 8 blogs Abajito


Aqui va la lista de los INCREIBLES y DELICIOSOS blogs a los cuales les doy estos premios !!

Aprender a Vivir (An)

Sweet Dreams (Natii)

Te Invito a Desaparecer un Ratito del Mundo (Amy)

Criaturas de la Noche y Mis Historias (Iza)

Clambl

The Dark Aliance (Sweet Angel)

Feather & Paper (Issmara)

Pequennas Emociones

Mientras Lees

Secretos Agridulces (=Sam=)

Muchiiiisimos Besos Chocolatoosos para tooodos ustedess !! :D:D


jueves, 1 de abril de 2010

Capitulo 12

Hola a tod@s !! Que mejor forma de inaugurar el blog que con el capi 12 !!?? Espero que les guste, a mi me emociono muchoo !! Disculpen que demorara tanto, pero es un capitulo importante para la historia y tenia q pensar como hacer que suceda xD
Disfruteen !!



12.- EL COMIENZO

Labios…
Eso era lo que sentía en mi frente, unos cálidos y suaves labios que recorrían mi frente de una manera dulce y cariñosa.
Y yo sabía de quien eran, o al menos lo deseaba con todo mi corazón.
Abrí mis ojos lentamente y mire el rostro que me observaba tan concentradamente
Sip, Alexander.

- Hey – Su voz sonó como un murmullo en un día cálido

- Hey – No pude evitar la sonrisa tonta que cruzo por mi rostro

- Tardaste mucho en despertarte, me asustaste. Tal y como la otra vez -- ¿La otra vez, de que hablaba?

- Pero no importa, ya despertaste – Su sonrisa creció mas, si eso era posible.

Me di cuenta que estaba echada sobre una cama, en una habitación conocida…
La enfermería
Estaba en la enfermería con Alexander, y como buena tonta, me puse a pensar en como me sentía cuando lo escuchaba hablar, sentía una caricia en mis mejillas, como si gotas de agua resbalaran por mi cuerpo y me relajaran a medida que van…
UN MOMENTO
AGUA, ahora todo volvía a mi mente, como Alexander vino a mi habitación, como Davon lo amenazaba y como yo…
¡Le lanzaba objetos por los aires!

- ¿Qué diablos sucedió? – Pregunte mientras me sentaba de golpe

- ¿Te gusta arruinar mis momentos de paz, o simplemente lo haces porque no puedes evitarlo? – Me dijo irritado mientras cruzaba los brazos y se apoyaba en la pared con un gesto despreocupado

- Alexander no estoy jugando, o me explicas en este momento lo que…

- Yaya – Me interrumpió – Pero primero tienes que venir conmigo

- No iré a ningún lugar con vos si es que primero no me explicas qué Diablos sucedió – Mi tono había aumentado bastante, pero me parecía que era la única forma de que me tomara enserio

- Mira Meni, yo no te puedo explicar nada, tengo ordenes de llevarte donde la señora Anderson apenas despertaras

- ¿Qué tiene que ver la señora Anderson en todo esto? – Lo mire desconfiada

- Ella tiene que explicarte todo lo que sucedió

- ¿Ella responderá a todas mis preguntas? – Eso sonaba increíble
- Si, responderá a todas y cada una de ellas, pero primero tengo que llevarte ahí – Y me dedico una sonrisa completamente deslumbrante. Podía sentir como me ruborizaba

Y odiaba eso

- Esta bien – Dije mientras me paraba y me dirigía a la puerta – ¿Y donde están Sissa y Davon?

Recordaba que Sissa estaba bastante alterada, pero después de ver cosas volar y bolas de fuego, ¿Quién no lo estaría?

- Ellos ya están con la señora Anderson, Sissa despertó antes que vos – Mientras caminábamos por el pasillo sentía como Alexander se acercaba cada vez más a mí

Y eso me encantaba
Y también lo odiaba

- ¿Cómo es que no estás tan alterada? A Sissa casi tuvimos que atarla para llevarla donde la señora Anderson – Alexander me miraba extrañando

- La verdad, siempre sospeche que algo raro pasaba aquí, además, por más patético que suene, siempre desee que algo mágico sucediera en mi vida. Y ahora que por fin sucedió, no me pondré como una loca

Y eso era la pura verdad, siempre había creído en todos los cuentos mágicos que me contaba mi madre antes de dormirme cuando era pequeña. Y por las noches soñaba que la princesa o heroína de los cuentos era yo. Por eso siempre había deseado que algo mágico sucediera en mi vida, quería mi propio cuento de fantasía

- Eso es interesante, pero tiene lógica – Me miro por un momento que pareció eterno, y pude sentir como su mano chocaba con la mía ¿Cuándo se había acercado tanto?

- Ehhh… supongo – Le conteste bajando la mirada y poniéndome roja como un tomate

- ¿Cuál es tu color favorito?

- ¿Perdona? – Lo mire extrañada, ¿Para qué quería saber eso?

- Te estaba preguntando cuál es tu colora favorito – Me sonrió como si estuviera hablando con una estúpida a la que tiene que repetir todo

- El turquesa – Conteste tajante

- Bien, eso es bueno

¿Bueno?, Alexander podría ser muy raro cuando se lo proponía. Pero por más raro que fuera, no quitaba el hecho de que mi corazón se aceleraba cada vez que hablaba con él, y sentía que mis piernas flanqueaban cuando me sonreía, y como sus podía perderme en sus ojos. Quería…
Quería besarlo hasta quedarme sin aliento
Pero recordé algo importante
El no quería besarme, lo había demostrado el cuando habían estado en su habitación

- ¿Estás bien?, te ves afligida

¡Rayos!, ¿Tanto se notaba?

- Descuida, no es nada – Le sonreí lo mejor que pude – Pero tengo una pregunta… ¿Por qué te preocupa tanto lo que sucede con Sissa y conmigo?, apenas nos conoces y ya te hemos metido en tantos problemas

- La verdad, todo es tu culpa – Se paro y me sonrió cariñosamente

- ¿Mi culpa?, ¿Cómo puede ser eso mi culpa?

Se acerco lentamente
Y tomo mi mano
Y me tiro hasta que su cuerpo estuvo pegado al mío
Y yo sentí que volaba

- Me pregunto Melanie ¿Qué me hiciste?, porque desde el momento en el que te vi por primera vez en mi habitación, no te puedo sacar de mi mente, simplemente me pareces tan… maravillosa

Su nariz tocaba la mía, por fin podría… por fin…
El iba a besarme
Y fue lo más maravilloso que había sentido en toda mi vida

Sus labios rozaron los míos con delicadeza, saboreando, acariciando, probando. Pero luego todo se convirtió, y el beso cambio totalmente
Fue totalmente apasionado
Parecía que si el dejara de besarme se iba a morir
Y para mi eso era genial

Sentí sus manos posándose en mi espalda, tratando de atraerme más hacia el
JA, como si eso fuera posible
Mis manos se dirigieron hacia su cuello, y enrosque mis dedos en su delicioso cabello, el soltó un gemido que me hizo sentir como una una experta, lo cual no podía estar más alejado de la verdad

Pero todo tenía un fin
Y este perfecto primer beso también
Pero aunque ese fue el final, sentí que lo que seguiría seria el hermoso comienzo de algo maravilloso
Y yo estaba ansiosa

Apoyo su frente con la mía y me miro por lo que pareció una eternidad, sus labios formaban una sonrisa tonta, y a mí me encanto.

- No sabes cuánto tiempo espere para hacer eso – Me susurro mientras colocaba un mechón de mi cabello detrás de mi oreja

- ¿Por qué rayos tardaste tanto? – Mi tono juguetón logró sacarle una sonora carcajada

- Me encantas – Tomo mi mano y empezamos a caminar hacia el despacho de la señora Anderson – Simplemente me encantas

Caminamos en silencio, pero del cómodo, en el que no necesitas llenar el espacio vacío con palabras, sino que lo disfrutas a cada momento.

- ¿Cuál es tu libro favorito? – Me pregunto de repente, era lindo saber que él se interesaba por saber cosas sobre mí

- No lo sé… creo que “La casa de los espíritus “, me gusta mucho – Le sonreí de forme tonta

- Es un buen libro – Y me jalo para que caminara más cerca de él ¿Cuál es tu comida favorita?

- ¿Y a que se debe este repentino interés?

– Bueno, ahora que eres mi novia (pronuncio la palabra como si la saboreara, disfrutándola) me gustaría saber más cosas sobre vos. Los detalles son muy importantes

- ¿Qué es lo que ya sabes de mi? – Le pregunte solo para escuchar lo que decía

- Eres valiente, ya no tuviste miedo mientras enfrentabas a Stacy en el pasillo, eres comprensiva, porque no te molestaste con tus amigos cuando no estaban las ves que fuiste a buscarlos a su habitación…

- ¿Cómo sabes que no me moleste con ellos?

- Porque ellos me lo hubieran contado, me cuentan todo, ahora shhh, no me interrumpas

- Lo siento – Dije mientras bajaba mi cabeza y me sonrojaba

- Sigamos, no eres nada rencorosa, ya que no tuviste ninguna duda de cubrir a Stacy cuando se metió en problemas, y te preocupas por los demás, porque aunque me porte como un cerdo egoísta con vos, en ningún momento dudaste en ir hasta mi habitación y curarme, eso demuestra que simplemente eres una persona maravillosa

Me quede sin palabras, era increíble saber que había alguien que pensara cosas tan hermosas sobre mí, y no me di cuenta de la lagrima que cruzaba mi mejilla hasta que Alexander se acerco y la quito con un beso

- Te quiero – Me susurro en mi oído – Se que pensaras que es muy pronto para decir esas cosas, pero simplemente es lo que siento, siempre fui una persona cautelosa, pero en el momento en el que tus bellos ojos se cruzaron con los míos, te robaste mi corazón

No pude hacer otra cosa que abrazarlo, mientras pensaba que él era la cosa más maravillosa que me había sucedido.

- Hey, me encantaría vivir abrazado a vos, pero la señora Anderson nos está esperando, y ya demoramos bastante

Me retire rápidamente y me sonroje (de nuevo), pero el tomo mi mano y caminamos en silencio hasta el despacho de la señora Anderson. Alexander apretó mi mano con fuerza y luego me soltó, seguramente no sería nada apropiado que la señora Anderson vea en que habíamos tardado tanto. Toco levemente la puerta y esperamos a que no abrieran

- ¡Meni! – Sissa salto a mis brazos apenas entramos a la habitación

- ¡Sissa!, ¿Estás bien?

- ¡Claro que está bien!, estaba conmigo – Davon me miro molesto

- Davon no quería insinuar nada de eso – Lo mire con una sonrisa y él se calmo

- Me alegro que despertaras Melanie – En ese momento me gire para ver a la señora Anderson, lucia cansada.

- Creo que ustedes pasan más tiempo en mi despacho que en clases – Dijo mientras nos miraba a todos

- Lo sentimos pero…

- No tiene porque disculparse señorita Adams – Me interrumpió – Todas las veces fue con una buena escusa

Y yo le dedique una sonrisa, me caía muy bien. Nos señalo con la barbilla el sillón de la esquina, donde entrabamos los cuatro, así que sin discutir no dirigimos y tomamos asiento, esperando para ver qué es lo que nos iban a decir.

- Señoritas Scott y Adams, me entere que ustedes dos están al tanto de la situación de la academia, así que será un placer para mi explicarles todo lo que necesitaran saber durante su estadía en el recinto – Di un pequeño suspiro y comenzó con el relato que daría comienzo a todas nuestras aventuras en este lugar…


Ojala les haya gustado muchoo !!
Comenteen !!
Besos chocolatosooos !!

lunes, 29 de marzo de 2010

Mas Premios !




1º- Agradecer al blog que te lo dio.
Miiiil gracias a Sweet Angel del blog THE DARK ALIANCE
2º- Confesad: Dar por sentado que sois avariciosas y podéis elegir a 3 hombres que serían sólo para vosotras, ¿a quienes elegiríais?
Uuuuuyy !! mmm.... A) Robert Pattinson B) Jackson Rathbone C)Alex Pettyfer
Esos serian los DIOSES que elegiria xD
3º-Esta vez, se lo podéis dar a 6 blogs a los que consideres que son una avaricia de buena lectura y buenos libros para leer:
Aprender a vivir
Criaturas de la noche
El tiempo pasa
Honny Words
El lector de mentes
Te invito a desaparecer un ratito del mundo

Mas Premios !!



Decir que es lo que te inspira:
MUSICAAA !! es gracias a lo que me muevo todos los dias !!! jejeje eso y todas las hermosas historias que leo, las cuales me inspiran a escribir lo que yo siento y como yo quiero que sea la historia ;)
Pedir un deseo:
mmm... si pudiera pedir un deseo seria poder tener alas como hada o angel, siempre a sido mi sueno !! jeje o sino poder controlar el agua !! es mi elemento favorito
Decir un defecto:
mmm... soy muy pesimista xD
Una cualidad:
Me preocupo mucho por los demas
Nombrar tres blog´s que te maten:
Bueno ya los nombre en el anterior premio xD hay mas pero ahorita tengooo muuucho sueno, ya que el trabajo me esta consumiendo viva !!

( Gracias Sweet Angel !! )

Premios !!

Muchiiisimas gracias a Sweet Angel que me dio estos premios,e s un placer saber que siempre piensas en mi blog !!



1.- Agradecer a la persona que te otorgo el premio:
Listo !!
2.- Di algo que para ti tenga un valor incalculable:
Mi familia, mis amigas, mis libros y la musica !!!
3.- A quien le otorgas el premio:



1.- Agradecer al blog que te lo dio:
Listo !!!
Mmm... eso depende mucho de la persona, pero me carga mucho que me tomen el pelo
3.- Como este es el ultimo pecado de Sokaly, se lo puedes dar a quien quieras, pero eso si, solo a los blog´s que despierten tu ira de lo buenos que son. Este premio va para ......



1.- Dar las gracuas a quien te lo otorgo
Listo !!!
2.- ¿Que cosas son las que mas te encantan o te enamoran de un blog?
Mmmm... que se original y que la historia te atrape y si es un blog que sube libros que ya han sido editados me gusta que tengas temas variados y buenas traducciones, sin mencionar buenos libros !!

3.- Entrega este premio a tus dulces amig@s Bloggeros/as de los blog´s que mas te gustan


TODOS ESTOS PREMIOS VAN A TODAS ESAS INCREIBLES PERSONITAS QUE SE PASAN POR MI BLOG !! GRACIAS POR PASARC

Capitulo 11

Hola a tod@s !! Siento muucho la demora, pero no sabia como escribir este capi !! Ya q aqui es cuando ustedes veran que es lo que esta sucediendo en esta academiaaa!! Jejeje ojala disfruten leerlo tanto como yo disfrute escribirloo !!

11.- LA VERDAD



- No tengo idea porque la conducta de mis estudiantes está dejando tanto que desear – Gritaba furiosa la señora Anderson – Denme un muy buena razón para que no los castigue tan severamente que la próxima preferirán abrazarse a pelearse del modo en el que lo hicieron el pasillo – Sus ojos reflejaban ira – Ja, EN EL PASILLO – Bufo


- Lo sentimos tanto señora Anderson – Decía el apenado Alexander con su muy horrible ojo morado, lo único en lo que podía pensar era que quería correr y cuidarlo hasta que sanara, ¿Cómo pudo Davon hacerle eso?, aunque Alexander no se había quedado atrás, y eso lo podías comprobar con el labio partido de Davon


- Si señora Anderson, estamos realmente apenados – Davon no tenía pinta de estar disfrutando la situación del labio, ya que podía ver la mueca de dolor que tenía en el rostro. Gire levemente la cabeza para ver a Sissa, que miraba endemoniadamente preocupada a Davon, apostaría lo que fuera a que tenía la misma estúpida sensación sobreprotectora hacia Davon que yo hacía Alexander.


- Señorita Adams ¿Me podría decir una buena razón para no matar a estos dos jóvenes por lo que le sucedió en el rostro?


Sí, bueno, era cierto que por accidente me había llegado un puñete. Es que todo sucedió tan rápido, lo primero que vi fue como Davon se lanzaba ferozmente para golpear a Alexander, y claramente no podía permitir eso, así que trate de separarlos, pero al final

Termine con la nariz sangrando

Y lo peor fue que el puñete fue de Alexander

Quien no podía dejar de gritar a Davon que por su culpa me había hecho daño

Quien no le gusto para nada lo que le dijo Alexander

Al fin y al cabo, ¿Qué era un poco de sangre en la nariz comparada con un ojo morado y un labio partido?


Pero estaba agradecida con el cielo que la señora Anderson apareciera antes de que ocurriera algo peor. Lo sorprendente fue que los chicos al escuchar el grito de furia de la señora Anderson se soltaran como si les hubieran lanzado un balde de agua

Aunque ahora, al escuchar a la señora Anderson, lo entendía


- En serio señora Anderson, solo es un poco de sangre, nada roto. Estoy segura que no fue intención de ninguno que me sucediera esto – Dije apenada


- Claro que no fue mi intención, si el que te golpeo fue Alexander - ¡Diablos!, Davon no podía mantener la boca cerrada ni por 5 minutos


- Si estas insinuando que la golpee a propósito Davon, te juro que te matare


- ¡Alexander! – No podía permitir que siguieran peleando


- Quiero ver que lo intentes – Mascullo Davon


- ¡Davon! -- Al parecer Sissa también estaba muy molesta


- Señora Anderson, quisiera pedirle un favor, ¿Sería tan amable de dejarnos llevarnos a los jóvenes para curarlos?, así pueden estar en mejores condiciones para recibir su castigo – Le pedí, ojala escuchara mis suplicas y nos dejen separarlos, más que para curarlos, por el miedo de que se volvieran a pelear


- Tiene razón señorita Adams, no sé cómo estos 2 terminaron involucrados personas tan sensatas como usted y la señorita Scott


- O no se preocupe señora Anderson, dudo que sigamos muy relacionados – Soltó Sissa mordazmente, lo que hizo que Davon voltease para verla con el seño fruncido


- Alexander y Davon, quiero que vayan con las señoritas y cuando este presentables y curados vuelvan a mi despacho


Todos salimos con una velocidad impresionante, nadie quería pasar mucho más tiempo ahí. Cuando estuvimos afuera nadie supo que decir, nos quedamos los cuatro parados intercambiando miradas. Hasta que Alexander pareció reaccionar y se acerco velozmente hacia mí


- Melanie ¡Santo Cielos!, lo siento tanto, yo…


- Cállate Alexander, y sígueme. Davon – Dije girándome hacia el – Vete con Sissa


Intercambie con ella una mirada para decirle que se llevara a Davon con ella, eso era lo bueno, entre las mujeres era fácil decir tus intenciones solo con una mirada. Sissa cogió fuertemente a Davon por el brazo y empezaron a dirigirse a nuestra habitación


- Alexander vamos a tu habitación, Sissa y Davon ocuparan la nuestra – Y sin decir mas empecé a caminar hacia su habitación, en todo el trayecto no dijimos nada.


Llegamos y el abrió la puerta.

Ni una sola palabra

Fue al baño y volvió con una jarra con agua, trapos y un botiquín de primeros auxilios

Ni una sola palabra

Limpie mi cara llena de sangre y me gire para empezar a ver que podía hacer en su ojo

Ni una maldita palabra

Coloque mi mano en su cara y seguí el contorno de su herida con mis dedos, sintiendo pequeñas descargas eléctricas en mis dedos al entrar en contacto con su piel

Ni una maldita y condenada palabra

Abrí el botiquín para ver qué diablos podía hacer por su cara

Para que decirles, ya habrán adivinado que sucedió: NADA


Me di la vuelta para colocar una pomada en su rostro, pero lo único que alcance a ver fue a Alexander abalanzándose hacia mí, cogió la pomada y la tiro con fuerza contra la pared, deslizo su mano por mi cintura y me acerco peligrosamente a su cuerpo. Me miro con esos hipnotizantes ojos verdes mientras acercaba dolorosamente lento su cara hacia la mía, nuestras narices casi se tocaban, sentía que flotaba, el beso era inevitable, y…


Se alejo bruscamente, como si el contacto conmigo le hubiera quemado, dejándome ahí, completamente

aturdida y tambaleante, maldiciendo a los mil demonios por lo que acababa de ocurrir.


- Yo… lo siento, no debería haber hecho eso, fue… ash mierda – Me dijo mientras se pasaba la mano por el cabello, claramente avergonzado – Sera mejor que te lleve a tu habitación, antes de que haga algo de lo que me pueda arrepentir


JA, claro, con un simple “Lo siento” no haría que desaparezca de mi esa sensación de rechazo, me sentía triste y molesta


- Ni te preocupes – Le dije en el tono más mordaz que logre, ya que algo en mi interior se estaba rompiendo – Conozco el camino hacia mi habitación


Me dirigí rápidamente hacia la puerta, para llevarme conmigo el estúpido recuerdo de ese que pudo haber sido el comienzo de… bueno no se dé qué, pero seguro que de algo maravilloso


- No, Melanie espera…


- No Alexander – Lo interrumpí – Creo que quedo en claro que no disfrutas de mi compañía, y me rompería el alma que tengas que hacer el gran esfuerzo de acompañarme hasta mi habitación


Dicho esto tire el portazo más fuerte de la historia, me sorprendía que los vidrios no hubieran retumbado. Camine con una expresión mordaz todo el trayecto hasta mi habitación ¿Por qué era tan estúpida?, sabía que él jamás querría algo conmigo, el era más del estilo de Stacy, pero eso no había logrado impedir que empezara a sentir esta estúpida sensación por él. Me sentía tan decepcionada por lo que había sucedido, que no veía la hora de llegar a mi habitación y llorar, llorar hasta poder fingir que no me importaba, que no importaba que me haya rechazado, que no importaba que dentro de mi todo se estuviera rompiendo, no simplemente por Alexander, sino por esa sensación de rechazo que tenía desde ese día en la escuela, cuando todo cobro sentido. De pronto me vi recordando cada detalle de ese horrible día


- Todavía no lo puedo creer – Le decía entusiasmada a Britany, mi amiga en mi anterior escuela – Es JUSTIN, el chico más lindo de la escuela

- Lo sé – Exclamo emocionada – ¿Cómo lo hiciste?

- Ya te lo dije, el me invito al cine el fin de semana, al principio no me lo podía creer, pero luego todo empezó a suceder, y luego en la puerta de mi casa casi me besa, hacia tanto tiempo que no me sentía tan bien Britany, fue simplemente… mágico

- Me imagino, pero borra esa estúpida sonrisa de tu cara porque solo me recuerda que jamás un chico tan bello me hablara, y menos me BESARA

- CASI, casi me besa

- Eso no importa, como te decía lo que importa es que yo no podre tener nunca algo así

- Hey Brit, yo tampoco creí que eso podría pasarme jamás, me siento tan especial. Mi mama siempre me dijo que aparecería esa persona especial para mí, pero jamás me lo creí. Es decir, JUSTIN, es perfecto, totalmente caballeroso y hermoso. Pensé que las chicas como yo solo conseguían chicos como Justin en los cuentos de hadas

- Pues querida, este es el tuyo, no puedo creer que te este esperando afuera

- Lo sé, dijo que tenía algo importante que decirme, estoy casi segura que quiere que sea su novia – Le dije mientras cruzábamos la puerta del colegio, para salir al estacionamiento

Ahí estaba el, esplendido, con una sonrisa algo rara en su cara, rodeado de sus amigos y…

- Melanie, que bueno que viniste, quiero hacer esto rápido – Note que algo andaba mal por la sonrisa burlona de sus amigos, sin contar la suya – Mira cariño, eres una chica amable, pero eso no compensa que estas gorda, eres tímida y la verdad con ese pelo tuyo te ves bastante feíta. No quiero herir tus sentimientos, pero tenía que decírtelo para que no te hagas ninguna ilusión – Dicho esto me dio la espalda y se empezó a alejar con un aire de superioridad, con toda su bola de amigos. Cuando el auto salía del estacionamiento y yo todavía no había logrado reaccionar y cerrar mi boca por la impresión, Justin saco la cabeza por la ventana de su coche

- Ha y gracias por poner todo tan fácil para ganar la apuesta, 20 dólares siempre son necesarios.

Y se fue, dejándome ahí mientras escuchaba como todo el mundo empezaba a reírse, como si verme ahí parada y llorando fuera tan divertido…


Eso había pasado hace como dos años, pero desde ahí me había dado cuenta de algo, chicas como yo no atraían a chicos como Justin…

O como Alexander


Desde ese día había reaccionado, y me dije a mi misma que jamás dejaría que un chico como él me hiciera sentir menos, pero ahí estaba Alexander, completamente encantador, con esa estúpida sonrisa que me volvía loca. Era cierto que cuando había ocurrido lo de Justin yo era mucho más ingenua y tonta, pero no podía e vitar sentir que toda la historia se repetía, ay que estaba segura de que en este momento Alexander estaría cobrando el dinero de su apuesta y alguien le estaría diciendo:


- “Tenias razón, está loca por vos, y eso en solo unos días”


Pero a mí no me habían parecido días, porque el me había parecido de lo más amable y simpático ¿Cómo había dejado que esto sucediera?


Llegue a la puerta de mi habitación y entre hecha una furia, mientras las lagrimas caían por mi rostro. Vi que Damon estaba echado y Sissa estaba a su lado curando su labio, con una estúpida sonrisa de felicidad en su rostro. Me metí lo más rápido que pude en el baño, pero ellos se habían dado cuenta que algo malo sucedía porque escuche la vos de Sissa que me hablaba desde la puerta


- ¿Meni, estas bien?, ¿Sucedió algo?


- No Sissa, solo vete


- ¿Dónde está ella? – Esa era la vos de Alexander, ¿Qué diablos esa haciendo aquí? ¿Cómo era posible que después de lo mal que me había hecho sentir venga a buscarme. O haría lo mismo que Justin, venir a agradecerme por hacerle ganare esa apuesta de modo tan fácil?


- ¿Qué le hiciste Alexander? – Sissa sonaba amenazadora, quería ver que sucedía pero no tenía ni lamas mínima gana de salir y ver a Alexander


- Y a ti qué diablos de importa – Le dijo Alexander a Sissa


Y escuche un golpe, como si algo hubiera salido volando hacia…

Salí del baño a toda velocidad, Alexander yacía en el suelo y Davon estaba sobre el


- NUNCA, nunca vuelvas a hablar así a Sissa


- ¡Davon! – Trate de retirarlo, estaba claro que le estaba haciendo daño a Alexander


- Sal Melanie


- Davon, ¿Qué te sucede? – Sissa también trataba de alejarlo de encima de Alexander


- No me iré Davon, ahora déjalo en paz – Conteste, ignorando los intentos de Sissa


Y sentí que algo me sucedía, sentí que mis brazos me hormigueaban, que mi ira subía


- Suéltalo – Dije en un tono muy amenazador, casi irreconocible


- Te dije que salieras Melanie, este no es asunto tuyo – Y se giro hacia Alexander – Solamente terminare lo que comencé en el pasillo – Y vi como su puño bajaba peligrosamente hacia Alexander


El hormigueo aumento, mi ira era irreconocible, sentía que mi cabeza explotaría. No dejaría que Davon volviera a poner una sola maldita mano en Alexander. Sentí que algo en mi se rompía, que descargas eléctricas recorrían mi cuerpo…


Y lo siguiente que vi fue como los floreros y vasos de agua salían volando hacia Davon

Pero eso no fue lo que más me sorprendió, lo que me dejo boquiabierta fue que Davon se dio la vuelta antes de que algo lo golpeara y ráfagas de fuego salían de sus manos, desintegrando todo lo que, al parecer, yo le había lanzado


- ¿QUE DIABLOS…? -- Grito Sissa


- Mierda Melanie, podrías haberme roto la cabeza – Me dijo Davon mientras se giraba molesto para verme


Pero lo que sentí fueron unos fuertes brazos agarrándome mientras sentía como mis piernas fallaban, levante mi cabeza y vi como Alexander me sostenía


- ¿Cómo hiciste eso Melanie? – Gritaba Sissa


- Shhh – Decía Davon mientras se acercaba a ella y la sostenía en sus brazos de la misma forma que hacia Alexander conmigo


- Pues al parecer tus poderes por fin se manifestaron Melanie – Dijo Davon mientras me miraba con una sonrisa divertida en su rostro – Que pena que lo hicieron para defender a este idiota


Mire a Alexander para que me explicara algo


- Tranquila Melanie – Me susurraba en mi oído – Todo estará bien


- ¿Cómo mierda quieres que este bien si acabo de hacer que floreros y vasos volaran a la cabeza de Davon? – Le dije en un tono alarmado


- Puede alguno decirnos qué demonios ocurre – Gritaba Sissa tratando de zafarse de los brazos de Davon.


- Sissa querida, cálmate – Decía Davon mientras besaba su frente


Pero Alexander decidió ignorarlos a ambos y responder mi pregunta


- Sabíamos que esto pasaría tarde o temprano – Me dijo, mientras acariciaba suavemente mi cara con la mano con la cual no me estaba sosteniendo, porque tanto él como yo estábamos seguros que si me soltaba caería al piso como una muñeca de trapo.


- ¿Quiénes lo sabían?, Alexander te ruego que me expliques lo que está sucediendo, yo… no se…


- Shhh – Te explicaremos todo cuando estés más calmada


- Bien, parece que se desmayo – Me gire y vi a una inconsciente Sissa en los brazos de Davon – Agárrala bien idiota, que estoy seguro que en cualquier momento Meni caerá también – Dijo dirigiéndose hacia Alexander


- Preocúpate de Sissa Davon, yo veré que hago con Melanie – Respondió en un tono que sugería que su paciencia se estaba agotando


- Cálmate tigre, solo te decía que la agarres ¿O acaso quisieras que lo hiciera yo?


- Dejen de hablar como si no estuviera aquí – Les grite – Estoy consciente y dudo que me desmaye


- Alexander, ¿Puedes hacer que duerma?, todavía no está lista para que le expliquemos, lo mejor será que descanse antes


- ¿Qué duerma?, ¿A qué se refiere? -- Miraba realmente confundida y alterada a Alexander – Tú no puedes hacer que me duerma


- Lo siento Melanie, apenas despiertes te explicare todo – Alexander me miraba con una sonrisa cálida

Y sus pupilas se empezaron a poner blancas mientras me miraba fijamente, lo único que pude ver fue su hermoso rostro antes de caer en la inconsciencia


Buenooo !! Veran q lo hic bastante larguito xD ojala les guste y COMENTEN !!
Besoooos

Capitulo 10

Estoy muuuy emocionada !! Es el 10 capituloo !! 2 digitos !! Se que sonara tonto pero es muy importante para mi xD, se que es un poco cortito, pero es divertido, asi que
Disfruuutenloooooo


10.- CELOS

Cuando el despertador sonó lo quise tirar por la ventana, la verdad no tenía ganas de levantarme, y era el SEGUNDO día.

- Melanie has que se calle – Sissa se tapaba la cabeza con la almohada

Me levante a tropezones de mi cama para tratar de apagarlo, pero de un manotazo cayo hasta el suelo, provocando que quedara hecho añicos.

- ¡Ups! – Miraba a Sissa con cara de disculpas

- ¡Hey!, pobre despertador, no merecía sufrir la furia del ogro de la mañana – Y las dos estallamos en risas, pero fue hasta que me di cuenta de que algo no iba bien

- ANA NO DURMIO AQUÍ – Me fije que su cama estaba exactamente igual que cuando entramos en la noche, por algún estúpido impulso Salí disparada de la habitación, pero choque contra un gran pecho, antes de que me cayera ( otra vez ) unos fuertes brazos me agarraron con dulzura

- Wow, ¿Estás bien? – Alexander me miraba divertido

- Ana, Ana no… ella… tengo que…

- Hey tranquila ¿Quieres saber que sucedió con Ana?

- ¿Sabes algo? – Le dije bastante impaciente

- Si, ayer mientras hablaba con la directora llamo su familia, tomo un vuelo urgente

- ¿Qué sucedió? – Y si había pasado algo a sus padres, y si…

- No creo que les haya pasado nada sus padres – Contestó Alexander

- ¿Disculpa? – Yo había pensado eso, no lo había dicho eso en vos alta

- Tu… ehhh… Dijiste que sus padres podían estar lastimados – Me dijo nervioso mientras se mordía el labio ¡JA!, maldito mentiroso

- ¿No puedes simplemente decirme la verdad una vez? – Me di cuenta que sus brazos me continuaban rodeando, por lo que me solté de un tirón

- ¿Cómo sabes que te estoy mintiendo? – Me pregunto irritado

- Porque no soy ninguna idiota – Específicamente era porque se había mordido el labio, el hacia eso siempre que me mentía

- Lo siento

- Ehhh… esta b-bien… -- No me esperaba eso, sino que esperaba que me diera pelea, hasta que hubiera sembrado en mi la semillita de la duda

Hubo un incomodo momento de silencio, en el que ambos mirábamos el suelo

- Lindo pijama – Dijo coquetamente. ¡Rayos! Me había olvidado que estaba en pijama (Una solera y mis bóxers, en realidad)

- ¡Ahhhhhhhh! – Y me metí rápidamente en mi cuarto, Alexander me acababa de ver “Semi” desnuda

- ¿Qué sucedió? – Sissa me pregunto alarmada, seguramente por mi alarido

- Alexander estaba afuera – Dije totalmente roja, dejándome caer contra la puerta, deslizándome hasta que quede en el suelo

- Lo sé, lo escuche, ¿Pero por que entrastete esa forma?

- Sissa – Dije totalmente agotada – ¿Cómo estoy vestida?

- Con tu musculosa y tus bóxers – Parece que todavía no se daba cuenta

- Si… ¿Y quién estaba afuera?

- Alexan… -- En ese momento se dio cuento lo que había sucedido y estallo en carcajadas – Yo que tú me hubiera muerto juajuajuajua

- Me alegro servirte como payaso personal Sissa, pero me tengo que bañar

Y rápidamente me metí en la ducha, dejando que el agua pasara deliciosamente por mi cuerpo, relajando mis músculos y sintiendo esa deliciosa sensación de que todo estaba bien, levante mi mano y mire como se veía en el agua, ¿Resplandecía con un color azul?, cerré mis ojos y los volví a abrir, fijándome en mi mano, debía de estar loca, porque no había ningún color en ningún lado. Me restregué los ojos y sacudí la cabeza, seguramente era producto de mi cansancio.

Salí rápidamente y me empecé a poner el uniforme de la academia (¡HORRIBLE!) y trate de hacer algo con mi cabello, finalmente desistí y me hice una cola alta. Me mire en el espejo y me sentí satisfecha, me gustaba que mi estilo fuera relajado.

Escuche como tocaban la puerta así que me dirigí a abrirla, ya que Sissa estaba en la ducha

- Davon, buenos días – Le dije mientras me movía para dejarlo pasar

- Buenos días preciosa – Levanto una bolsa de papel – ¡Pasteles!

- ¡Sí! – Dije mientras le arrebataba la bolsa y sacaba uno, me encantaban las cosas dulces

- Parece que adivine lo que les podría gustar – Dijo mientras se acostaba en la cama de Sissa

En ese momento ella salió de la puerta del baño en ropa interior, secando su pelo con una toalla y los audífonos puestos, mientras cantaba una canción de Cold Play

Ahogue una risa y mire a Davon, que miraba embobado a mi amiga, rápidamente le quite la toalla de la mano y la envolví lo mejor que pude

- ¿Qué rayos?... – Me dijo mientras se quitaba los audífonos y me miraba, en ese momento se percato de la presencia de Davon y se quedo totalmente petrificada

- Eso te queda MUY bien – Dijo Davon con tono seductor

Sissa se puso rojísima y salió corriendo al baño dando un portazo a su espalda

- Eso no fue nada caballeroso Davon – Le reprimí mientras le daba una mirada mordaz

- Lo siento, pero no pude contenerme – Me contesto mientras miraba serio hacia la puerta – La verdad no sé porque lo dije

- Mira Davon, ahora nos toca historia, como ayer, así que podemos ir nosotras solas, creo que Sissa no querrá que la veas ahora, incluso con ropa – Le dije bajito para que ella no pueda escuchar

- Tienes razón, será mejor que me vaya, las esperare cuando termine historia – Y sin más, con una cara de confundido, salió por la puerta

5 segundos después de que Davon se fuera, me dirigía hacia el baño

- Sissa, Davon ya se fue, puedes salir – Se lo dije con un tono dulce mientras tocaba la puerta del baño

Sissa salió de esta con la cara completamente roja y llena de lagrimas

- ¡Oh no! – Dije mientras corría a abrazarla – No llores Sissa

- ¡Qué vergüenza Meni!

- No Sissa, no te pongas así, Davon no hará ningún comentario al respecto, te lo aseguro

- Claro que no lo hará – Me dijo de forma alterada – ¡Por que jamás me cruzaré en su camino de nuevo!, no soy capaz de mirarlo a la cara otra ves

- Sissa, no digas macanas, estoy segura que él no te hará recuerdo, es un buen chico, jamás buscaría como avergonzarte

- No tendría porque, las dos podemos ver que yo solita puedo hacerlo bastante bien

- Sissa basta, ahora te vestirás, te olvidaras de esto e iremos a clases – Dije mientras sus lágrimas con la palma de mi mano

- Esta bien, pero sigo sintiendo vergüenza

15 Min después estábamos sentándonos en nuestros asientos de la clase de historia, Sissa seguía con la cabeza gacha, seguramente recreando el momento en que Davon la vio en ropa interior. Por lo cual no la culpaba, ya que yo no podía olvidar el hecho de que Alexander me vio en bóxers y camiseta.

Las clases pasaron rápidamente, así que cuando toco el timbre, cogí a Sissa y Salí rápidamente para encontrarnos con Davon, así se le quitaba la estúpida idea a Sissa de que Davon jamás volvería a hablarle por lo de hoy

Una vez que íbamos por el pasillo, buscando a Davon, Sissa tropezó, ya que yo no me había dado cuenta que la estaba jalando muy fuerte y caminaba muy rápido. Pensé que Sissa terminaría en el suelo y yo encima de ella, pero eso no sucedió, me gire para ver qué había sucedido a Sissa y la vi muy confundida en los brazos de Alexander, que la sostenía justo a unos centímetros del suelo, la fue levantando lentamente del hasta que se pudo parar otra vez. Sissa estaba por agradecerle, pero no alcanzo, ya que alguien la interrumpió

- Suelta tus cochinas manos de ella Alexander – Davon se dirigía hacia nosotros con paso decidido y una cara de asesino en serie

- ¿Y si no quiero? – Pregunto Alexander, mientras atraía a Sissa nuevamente a su lado, ella tenía cara de estar bastante confundida. En el momento en que Alexander apretaba a Sissa contra el algo estallo en mí, no sabía que era, no le podía poner nombre, o tal vez… ¿No eran?... CELOS, ¡Eso era!, estaba locamente celosa de ver a Sissa tan cerca de MI Alexander.

- Suéltala Alexander, te lo advierto, no quiero tener más problemas – Davon trataba de no correr y asesinar a Alexander, se le notaba en el rostro.

- ¿Qué tal si no me apetece? – El se veía bastante desafiante

- ¿Y quién diablos crees que eres?

- Pues Davon, soy su tutor

Lo único que vi antes de que todo ocurriera, fue la cara roja de Davon mientras se lanzaba hacia Alexander


Espero que comenteeeen!!!
Besoooos

Capitulo 9

Holaaa !! Estoy inspirada 1! asi que aqui les dejo el capitulo 9 !! Espero lo disfruten muuuucho Y porfavor comenteeen !! Es lo que me hace querer escribir mas !! xD


9.- ¿COMPASION?

- Lo que hiciste ahí adentro fue tan… ESTUPIDO – Alexander estaba bastante molesto conmigo

- Te dije que no me molestaras Alexander – No podía parar de reír al recordar la expresión de la enfermera

- Eso no me importa, ahora la enfermera cree que soy un pervertido – Cada segundo que discutíamos sentía que crecía la confianza entre nosotros, por más raro que suene eso suene.

- Así como ella cree que soy una maleducada – Cuando estuvimos en la enfermería, ella me pidió que me sacara la polera así ella podía revisarme bien la parte del pecho, así que cuando me estaba revisando le grite a Alexander que el chupón que había dejado en mi estomago se había desvanecido, y que la próxima vez le iba a dejar hacerlo mas abajo. ¡Pagaría cualquier cosa por volver a ver la expresión de la enfermera!, apenas terminamos la revisión la enfermera abrió la puerta para dejar pasar a Alexander, pero lo miro con una cara de asco que Alexander prefirió esperar afuera.

- Me da lo mismo si cree que eres una maleducada, es decir, ¡Por favor!, ¿Un chupón en tu estomago?

- Juajuajua, deberías haber visto la cara que puso

- Que suerte que estaba afuera, porque estaba seguro que hubiera corrido para estrangularte

- ¡Gracias! A mí también me caes muy bien Alexander

- ¡Oh Cállate! – Aunque me había dicho eso podía ver como una sonrisa se extendía por sus hermosos labios

Habíamos llegado a la puerta de la oficina de la directora, mira a Alexander para que me diga si entraba o tocaba la puerta, el se me adelanto y toco con mano firme. Qué bueno, porque yo temblaba por dentro, ¿Qué tal si me quitaban la beca por tener problemas el primer día de clases?

- Tranquila, no te preocupes

- Tú dices eso porque no eres el que depende de una beca para estudiar aquí Alexander

- Conozco a la señora Anderson Meni, no te quitaría la beca por una cosa como estas, y mas aun sabiendo que fue Stacy la que te hizo caer intencionalmente.

En ese momento la puerta se abrió y se asomo Sissa

- Que bueno que llegaste, vamos, entra

Me gire para ver a Alexander pero el ya estaba entrando a la oficina

- ¿Puede el entrar? – Le pregunte bajito a Sissa, la cual me contesto con un encogimiento de hombros

Una ves adentro me fije que no todo iba muy bien, ya que la señora Anderson tenía cara de querer matar a alguien, el profesor daba vueltas nervioso y Stacy lloraba desconsoladamente

- Gracias por abrir la puerta señorita Scott – La señora Anderson giro la cabeza para verme – Señorita Adams, que bueno que por fin llega, ¿Está bien, verdad?

- Ehhh… si, la enfermera dice que no es nada grave, que a lo mejor mañana me sale uno que otro morete, pero nada más

- Me alegro mucho que este bien, por favor siéntese al lado de Alexander

Me di la vuelta hacia el sillón que señalaba la señora Anderson y vi que Alexander estaba sentado ahí, cuando lo mire me sonrió, como dándome ánimos para dirigirme ahí. Una vez que estuve sentada a su lado me dio un apretón en la mano para que me calmase, pero lo que él no sabía era que lo único que había logrado era que mi corazón se acelerara a mil por hora, mi cara se ponga de un intenso rojo y que sienta mis manos sudorosas.

- Señorita Adams, la señorita Scott nos estaba comentando que la señorita Bone tuvo una conducta espantosa con usted, ¿Es cierto que ella le coloco intencionalmente el pie para que usted callera?

Yo no sabía que responder, la verdad es que estaba sumamente molesta con Stacy por ponerme su pie porque ¡Por favor!, la caída SI que me había dolido, pero al verla pude ver la gran desesperación en su mirada, me miraba como suplicándome que no dijera nada. Podía ver porque lo hacía, la señora Anderson ya le había llamado la atención por molestarnos, a lo mejor si le decía que ella me había hecho caer las consecuencias fueran enormes. No sé que se movió en mi interior, pero sin titubear dije:

- No, no hizo eso, yo estaba pasando y tropecé con una mochila. No fue culpa de Stacy

Pude ver como Stacy se había quedado totalmente estupefacta, la boca de Sissa caía hasta el piso, el profesor (todavía no sabía su nombre) había dejado de caminar y me miraba fijamente, la señora Anderson me miraba con curiosidad y Alexander me ¿Sonreía?, ¿Qué le podía parecer tan divertido?

- MENI, sabes que eso no es cierto, ella SI te hizo caer – Me recrimino Sissa

- ¿Usted vio como esto sucedía señorita Scott? – La señora Anderson miraba curiosa a Sissa

- Bueno… ehhh… no exactamente pero…

- Lo siento, pero si no vio nada no puede alegar contra la señorita Bone – El tono de la directora fue duro

Sissa me miraba furiosa, seguramente se sentía totalmente frustrada, pero yo no veía las horas para salir de ahí

- Señora Anderson, ahora que sabe que todo esto fue un gran malentendido, ¿Podríamos retirarnos?, la verdad no quisiera perder más tiempo de mi primer día, tengo que tratar de tomar el ritmo de este lugar – Le dije mostrando la mejor de mis sonrisas

- Tiene razón señorita Adams, por favor retírense, ya es hora del receso, tu no Alexander, quiero que te quedes un momento, tengo que decirte algo.

Le di una mirada curiosa pero el solo pudo contestarme con un encogimiento de hombros, al parecer el tampoco sabía que quería preguntarle la señora Anderson

Apenas salimos de la oficina y se cerraron las puertas Sissa exploto

- ¡MELANIE! ¿Por qué diablos la defendiste? – La verdad era que ya me esperaba algo como esto. Mire a Stacy, que todavía me miraba con aire ausente, seguramente pensando porque la había defendido, ja, La Pregunta Del Millón

- Cálmate Sissa, no tengo porque explicarte nada – Estaba cansada y no tenía ganas de discutir

-¿Qué me calme? ¿QUE ME CALME? – Parecía que sus ojos estaban a punto de desprenderse de su cara -- ¿Cómo diablos quieres que me calme si estas defendiendo al enemigo? Que no te das cuenta que estas defendiendo a la persona que nos hace la vida imposible, que no estás traicionando, que…

- MIERDA, CALLATE SISSA – No sé si explote de ese modo porque estaba cansada, porque estaba empezando a dolerme mucho la caída, o porque Sissa estaba diciendo tantas estupideces, la cosa fue que ya no aguantaba más

- Lo siento – Fue apenas un susurro, pero cuando me di cuenta que no provenía de Sissa me di la vuelta velozmente. Stacy miraba hacia el suelo, pero se podía notar que lloraba porque se podía ver como las lágrimas caían tristemente contra el suelo. Sissa se quedo estupefacta, así que fui yo la que pregunto

- ¿Disculpa, dijiste algo Stacy?

- Si, dije que lo siento – Dijo en otro susurro

Sissa y yo nos miramos, no podíamos creer que Stacy estuviera pidiendo perdón, era el primer día de clases y ella ya nos había hecho la cosa muuuy difícil y ahora venia y ¿Nos pedía perdón?, Wow que eran muy raros en este colegio.

- Ehhh… no te preocupes Stacy… nosotras, ehhh… te perdonamos – Me quede totalmente estupefacta cuando Sissa dijo eso, no podía creer que después de le molestara tanto que no haya acusado a Stacy estuviera diciéndole eso. Seguramente estaba viendo lo mismo que yo vi en el rostro de Stacy: Arrepentimiento.

- Gracias. Melanie, siento mucho lo que te hice en el aula, gracias por no delatarme. No las molestare más

Y sin decir nada más se fue, con la cabeza gacha y lagrimas todavía rozándole la mejilla

- ¿Ahora entiendes porque le mentí a la directora Sissa?

- Ehhh, si, ¿Qué te parce si dejamos de hablar sobre esto y vamos a buscar el aula de nuestra siguiente asignatura?

- Claro, empecemos por...

- CHICAS – Me interrumpió Davon, que gritaba desde la esquina del pasillo, corrió rápidamente hasta llegar a nuestro lado – Por fin las encuentro. Estaba preocupado, imagínense mi preocupación cuando no salían del aula, al final le pregunte a una chica si las había visto y me respondió que las encontraría en la dirección ¿Qué diablos hicieron ahora?

- Es una historia demasiado larga Davon

- Si, pero tenemos tiempo, su próxima clase es en 15 min – Debía admitir que era lindo cuando sonreía

- Davon… ¿Davon puedo hablar un momento contigo? – Pregunto Sissa con la cabeza gacha

- Claro preciosa – Y luego se alejaron por unos minutos, luego cuando vi que se acercaban de nuevo, pude apreciar que Sissa sonreía de oreja a oreja, pero Davon tampoco se quedaba atrás en esto de las sonrisas, lucía una muy satisfactoria en su rostro

- ¿Problema resuelto? – Pregunte algo curiosa

- Claro

- Por Supuesto

- Me alegro – Estaba realmente aliviada

Cuando le contamos a Davon lo que había sucedido con Stacy se quedo estupefacto, pero lo que más me molesto fue que le hecho la culpa a ¡Alexander!, ¿Qué culpa podía tener él? Y cuando pregunte esto a Davon me dijo que lo iba a descubrir. Y así paso el día, fuimos de aula en aula conociendo el terreno y a los profesores. A Alexander no lo volví a ver en todo el día, pero no sabía si era porque no le tocaban más materias conmigo, me estaba evitando o la directora le había asignado algo muy importante por hacer.
Cuando por fin terminaron las clases y nos dirigimos a nuestras habitaciones, tampoco pudimos divisar a Davon, lo cual decepciono mucho a Sissa, tal parecía que Davon le gustaba mucho

- Recuerda que es un típico chico de esta academia – Le dije para molestarla

- Al igual que Alexander, que si mal no recuerdo, es el chico que te tiene flechada ¿Verdad? – ¡OUCH!, ese fue un contraataque fuerte

- Cállate Sissa – Le dije mientras le tiraba la almohada

- Duérmete de una vez Meni, mañana nos espera un dia muy pesado

- Tienes razón – Y suspire mientras apagaba la luz

Pero no me pude dormir, ya que un montón de pensamientos surcaban mi mente. Había pasado dos días en esta academia y ya había conocido a Alexander, el chico que me tenia completamente loca; tuve un gran problema con Stacy, el cual se soluciono como por arte de magia; conocí a Davon, que tiene completamente flechada a Sissa; tenia la leve impresión de que Ana nos estaba evitando y NO pude concentrarme ni un segundo en clase, porque en lo único que podía pensar era

¿QUE SUCEDE EN ESTA ACADEMIA?



Que les parecio !!?? Ojala les haya gustadooo !!
Besooooos

Capitulo 8

Siento muchisimo la demora, pero no tuve un buen fin de semana, el capitulo no es tan largo, pero tampoco esta cortito !! Ojala me haga un tiempito para poder escribir mas, muchiiiisimas gracias por passarse por aqui !!



8.- SENTIMIENTOS CONTRADICTORIOS

Cuando salimos del baño vimos que Davon estaba mirando por la ventana de nuestra habitación con una mirada perdida

- Ehhh… ¿Davon? – Le dije muy bajito, parecía que estaba pensando en algo muy importante

Este volteo para verme un poco distraído, pero créanme que se concentro bastante cuando vio a Sissa. Una sonrisa se extendió en su rostro mientras se acercaba hacia nosotras. Cuando me fije en Sissa esta estaba con su cabeza gacha mirando hacia el suelo, parece que ella también se dio cuenta que Davon iba a hablar con ella

- Hey Sissa, tengo que acompañar a Meni a su primera clase, pero si quieres luego puedo acompañarte a ti

- Eso no será necesario Davon – Conteste por Sissa, ya que parecía que era incapaz de formular una palabra

Por una fracción de segundo la cara de Davon se mostro decepcionada. ¡Pero bueno!, tal parecía que nuestro joven Davon estaba hipnotizado con Sissa

- Eso es una pena –Su sonrisa volvió a su rostro mientras se giraba hacia mi – No hubiera sido ninguna molestia

- No Davon, me refiero a que no será necesario que me lleves a mi primero, resulta que el horario de Sissa es el mismo que el mío, así que podemos ir juntos, ¿Verdad Sissa?

Ella apenas contesto con un Si en forma de susurro, mientras trataba de dirigir su mirada a otro lugar que no fueran sus zapatos

- ¡Genial!, entonces vamos – Davon se vio muy animado, se dirigió a la puerta y la abrió – Las damas primero

Yo Salí primero, pero me di la vuelta cuando escuche una pequeña risita de parte de Sissa, y vi a Davon detrás de ella con una sonrisa triunfadora

- Eso no es cierto – Le dijo Sissa a Davon con un tono bajito, mientras toda su cara se ponía de un color MUY rojo, era tierna la manera en que Sissa se sonrojaba, parecía una niñita

- Querida, yo jamás diré algo que no es cierto – Le contesto Davon mientras cerraba la puerta a sus espaldas, ya que habíamos salido todos de la habitación

- Disculpen, pero ¿De qué me estoy perdiendo? – Mire a ambos de una forma picara

- Nada – Dijo Davon.

Sissa se vio algo decepcionada, pero no dijo nada, sino que empezó a caminar de una forma distraída mientras me adelantaba. Davon se puso a mi lado y caminamos en silencio por detrás de Sissa.

- ¿Qué le sucede? – Me pregunto Davon en mi oreja

- No sé, eran ustedes los que estaban hablando – Lo mire de una forma recriminatoria

Empezamos a divisar a algunos alumnos cuando salimos del pasillo de las habitaciones de las chicas, cuando Sissa comenzó a notar que la gente la miraba extrañada empezó a caminar más lento, hasta que quedo a mi lado. Camino junto conmigo sin decir nada, fue una caminata muy silenciosa de parte de los 3.Ocacionalmente Davon preguntaba algo a Sissa, pero ella contestaba solo con monosílabos o respuestas no muy elaboradas.

- Bueno chicas, esta es su primera clase, Historia. – Davon miraba de una forma preocupada a Sissa, pero ella lo único que hizo fue mirarlo de una forma recriminatoria y darse la vuelta y entrar al aula a toda velocidad

- ¡Davon! ¿Qué rayos le dijiste? – Algo había perturbado mucho a Sissa y yo tenía que averiguarlo

- ¡Te juro que no lo sé!, tu lo viste, fui completamente amable con ella

- Tienes razón, tratare de saber que le sucede – Le dije mientras suspiraba

- Las esperare aquí cuando sea el cambio de materia

- Ok, nos vemos – Y sin mirar atrás me dirigí hacia el aula

El aula era un lugar bastante agradable. Las paredes eran de un lindo color amarillo, no eran chillonas, sino un acogedor tono pastel. Los pupitres estaban muy bien cuidados, se notaba que estaban recientemente pintados. También había una que otra planta, que le daba un muy lindo ambiente. Pero lo más sorprendente eran todos los mapas que había, eran realmente llamativos, con hermosos colores. Cuando termine de inspeccionar el aula empecé a buscar a Sissa con la mirada, y la encontré en el ultimo banco de la penúltima fila. Me dirigí rápidamente a la silla que estaba junto a su lado, la cual estaba justo al lado de la ventana.

- ¿Qué sucedió con Davon? – La miraba fijamente para hacerle saber que no dejaría de preguntarle hasta no obtener una respuesta

- La verdad… nada, yo actué como una estúpida por algo que no tiene sentido. Lo siento mucho, debí resultar muy irritante. Cuando lo vea le pediré disculpas – Y me dedico una sincera sonrisa. Pero me seguía preguntado que pudo haber causado esa reacción en ella.
Justo cuando iba a comenzar a charlar con ella llego el profesor, que era bastante apuesto, y comenzó a mirar alrededor

- Ustedes 2 – Dijo mientras nos señalaba a Sissa y a mi – Acérquense un momento a mi escritorio
Sissa y yo nos dimos una mirada confusa, no sabíamos que podría querer el profesor. Muy tímidamente comenzamos a acercarnos por las filas de alumnos hasta su escritorio, fue ahí cuando me percate que todos nos miraban con una cara rara, no de asco, lo cual me sorprendió, sino de sorpresa. Pero por supuesto que no faltaba Stacy para molestarnos, justo cuando pasaba al lado de su pupitre, deslizó el pie para ponerlo delante del mío, lastima que me di cuenta demasiado tarde como para parar, por lo cual, volé hasta golpearme sonoramente contra el suelo, pero no sin antes llevarme unas cuantas mochilas conmigo.
El aula entera comenzó a carcajearse, era obvio que les había dado un muy divertido espectáculo.
De pronto sentí unas fuertes manos agarrarme y levantarme delicadamente, levante mi cabeza y vi que Alexander me miraba con autentica preocupación en sus ojos.

- ¿Estás bien?, ¿No te hiciste daño?

- Ehhh… no, creo que no – Me pareció muy lindo de su parte que se haya preocupado de ese modo

- STACY eres una… -- Vi como Sissa se acercaba furiosa hacia ella

- ¡Señorita Scott!, cálmese – El profesor se había levantado de su escritorio y se dirigía hacia nosotros

- ¡Alexander! ¿Cómo la vas a ayudar? – Stacy no podía quitar su mirada de Alexander, ya que este todavía me sostenía contra el

- Stacy esta fue la gota que derramo el vaso – Alexander miraba furioso a Stacy – Te dije que la dejaras en paz

- ¡Cálmense todos! – El profesor se paro al lado del pupitre de Stacy y bajo la mirada

- Señorita Bone, quiero que se dirija junto con la señorita Scott hacia la oficina de la señora Anderson y me esperen. Alexander, quiero que lleves a la señorita Adams hacia la enfermería para ver si se encuentra bien, esa fue una caída muy fea, luego diríjanse a la oficina.

- Claro profesor – Alexander tomo fuertemente de mi brazo y comenzó a avanzar hacia la puerta, ya estábamos en la mitad del pasillo, y no había absolutamente nadie cerca, lo cual me puso un poco nerviosa – Puedes caminar, ¿Verdad?

- Alexander muchas gracias por ayudarme, pero no es para tanto – Trate de alejarme un poco de él, ya que al estar tan cerca de él me ponía realmente torpe y seguramente que estaba totalmente roja.

- Sabes que, solo estaba tratando de ayudarte, solo me preocupe, pero veo que la idea te repugna demasiado, ¿Verdad? – Me miraba muy enojado mientras me soltaba y ponía la mayor distancia entre nosotros – Tranquila, solamente te llevare hasta la enfermería porque es una orden del profesor, pero en cuanto estés ahí desapareceré de tu vista

- Alexander, yo… no quería dec…
- No – Me interrumpió – No te preocupes, entiendo perfectamente

- ¿Entender qué? -- ¿De qué hablaba?

- Que te gusta Davon, no debería sorprenderme

Mi boca cayó abierta hasta el piso ¿Por qué diablos creía que me gustaba Davon? Apenas lo conocía, y aparte, que tenia que ver Davon con todo este tema??

- ¿Por qué diablos crees que me gusta Davon?

- Porque todas las chicas que conocen a Davon caen rendidas a sus pies, aparte, eso explicaría por qué no quieres hablar conmigo

- Eres un gran idiota, ¿Por qué los chicos son tan estúpidos?

- ¿Acaso me vas a negar que te sientes locamente atraída por Davon? – Alexander me miraba con total irritación desde la otra punta del pasillo, ¿Cuánto faltaba para llegar a la enfermería?, esta situación se estaba volviendo realmente incomoda

- Si, te lo niego. Es la cosa más estúpida que dices desde que nos conocemos – Lo fulmine con la mirada y le volqué la cara

- No te creo

- ¿Pues sabes qué?, te puedes meter tus inseguridades por el… -- No pude terminar la frase ya que estábamos frente a la puerta de la enfermería y la enfermera me miraba con una cara de asombro

- Lo siento, no sabía que estaba aquí – Me apresure a decir a la enfermera, no quería que piense que hablaba así delante de las personas mayores (esta señora era muy vieja) pero Alexander me había irritado tano…

- ¿Dónde mas creía que iba a estar?, soy la enfermera y esta es la enfermería – Me miraba de una forma muy recriminatoria – Debería cuidar su vocabulario jovencita

Me di la vuelta para buscar apoyo en Alexander, pero lo único que vi era como se mordía el labio para aguantar la carcajada que quería soltar, esto solo logro que me irritara todavía más con él.

- Lo siento, no volverá a ocurrir – No me atrevía a mirar a la cara de la enfermera, ya que estaba muerta de vergüenza, por lo que fue objetivo de todas mis miradas fue el suelo

- Eso espero, ahora, ¿Qué los trae por aquí en horas de clases?

- Pues vera, ella sufrió una gran caída, ya sabe como son las chicas torpes – Levante mi mirada del suelo para fulminar a Alexander con la mirada, primero me hacia irritar, luego conseguía que la enfermera pensara que soy una maleducada y ahora se hacia la burla de mi, ojala espere todo lo que le iba a decir, porque no pensaba dejar correr nada de esto – Ella dice que está bien, pero el profesor me pidió que la traiga de todas formas, la verdad es que fue una caída bastante fuerte

- Si, Alexander ya no necesito mas tú ayuda, te puedes ir…

- No seas tonta, luego te tengo que llevar hasta la oficina de la señora Anderson – Me interrumpió Alexander -- Aparte, no me perdería esto por nada del mundo – Me dijo en mi oreja, lo suficientemente bajo como para que la enfermera no escuche pero suficientemente alto como para que quiera propinar un fuerte puñetazo en esa hermosa cara suya…

- Deja de provocarme Alexander, no te conviene – Le dije en su oído, si quería guerra la iba a tener. La enfermera nos estaba esperando en su asiento, mirándonos impaciente para que entremos de una vez

Con una gran irritación y pensando en mi próximo contraataque contra Alexander, entre en la habitación


Bueno ese es, espero que les haya gustado !! Pooorfa comenten !!! Mucha suerte y besoooooos

Capitulo 7

Aquí les dejo el capitulo 7... disfruten !!

7.- ¿MAS CERCA DE LA VERDAD?

Davon y yo recorrimos el pasillo mientras el me daba un mini-tour, mientras yo caminaba el me contaba la historia de cada cuadro que estaba colgado en la pared, era impresionante la cantidad de lugares de donde venían los cuadros; desde Hungría hasta París. Lo que no fue muy agradable fue la parte del salón, ya que cuando pasamos por ahí todas las miradas se posaron en nosotros, lo cual no era para sorprenderse mucho. Ya me lo podía imaginar, Davon era un chico muy atractivo y agradable, seguramente era popular; y ver al chico popular con la chica nueva y pobre… era normal que atraigamos miradas. Cuando llegamos a la puerta de mi cuarto, rogaba que Davon sea amable con Ana y Sissa, ya que ellas no necesitaban que las estén molestando, era mejor que le diga algo…

- Ehhh… Davon, sabes que somos nuevas y que nos cuesta mucho acostumbrarnos a este lugar… -- Baje mi mirada por si lo que le decía no le gustaba mucho – Y todo seria mas fácil si la gente de aquí no fuera tan… mala. Por lo que te pido que no trates mal a mis amigas.

- Eso me hirió Meni – La sonrisa que me dio me dijo que no era cierto – Pero no te preocupes, no seré nada descortés con ellas. Que bueno que te preocupes por tus amigas

- Ehhh… bueno, se que ellas harían lo mismo por mi – No quería mirarlo a la cara, ya que me daba vergüenza

- Chicas conseguí nuestros horarios – Dije mientras abría la puerta y entraba – También traje a…

No termine la frase, ya que pare en seco cuando vi a Alexander sentado en mi cama, Ana estaba charlando con el y Sissa estaba en el baño arreglándose, pero todos ellos pararon cuando yo entre. Ana y Sissa no querían mirarme porque sabían que trataría de aniquilaras con la mirada, pero Alexander tenia una estúpida sonrisa en su cara.

- Buen día preciosas, soy… -- Davon también paro en seco cuando vio a Alexander, cuando este lo vio, se borro esa sonrisa de su rostro

- ¿Davon? – Su vos transmitía confusión
- Alexander, ¿Qué rayos estas haciendo aquí?

- Vine a hablar con Melanie – Me dio una mirada recriminadora, pero ¿Qué había echo yo? – No sabia que estaba contigo, ¿Y que haces tu aquí?

- Eso no te importa – Lo miro con odio por un momento, pero luego una sonrisa irónica cruzo su rostro – La historia se repite, ¿Verdad Alexander?

- Cierra la boca Davon

- ¿Qué pasa Alexander, tienes miedo que si Melanie se entere de lo que hiciste no quiera hablar mas contigo?

- CÁLLATE DAVON, YO NO HICE NADA Y LO SABES PERFECTAMENTE

- ¿Qué diablos sucede aquí? – Ya me había cansado e iba a tomar cartas en el asunto – ¿Podrían ser tan amables de explicar de que rayos están hablando?

- Nada Melanie, lo que pasa es que Davon no sabe cuando cerrar la boca, vine a hablar con vos, pero parece que no podre, ¿Qué tal si te llevo a tu primera clase?, así podemos hablar sin que EL este escuchando

- Disculpa romeo, pero yo soy el asesor de Meni y yo la llevare a su primera clase, así que yo creo que sera mejor que te vayas – Davon irradiaba hostilidad – Nos harías un gran favor

- ¿Asesor, según quien?

- La señora Anderson, si tienes alguna queja puedes ir con ella, ahora por favor vete que tengo que hablar con las chicas

- Idiota – Contesto Alexander y luego se giro hacia mi – Hablare contigo mas tarde Melanie

Y dicho esto salio de la habitación, no sabia que diablos había sucedido aquí, pero de algo estaba segura, Davon y Alexander habían tenido problemas antes, y al parecer no los habían solucionado. Me gire para ver el rostro de Davon; sus facciones eran duras, se nota que estaba utilizando todo su auto control para no salir y golpear a Alexander. Ana y Sissa miraban, literalmente, boquiabiertas hacia la dirección de Davon.

- Ehhh… bueno, Ana, Sissa, les quiero presentar a Davon

- Ehm… hola – Contesto Sissa, fue la primera en recuperarse del shock de la anterior esena – Así que … ¿Eres el asesor de Meni?, la señora Anderson menciono algo sobre ese tema

- Si, soy su asesor, es un gusto conocerte …

- Sissa, mi nombre es Sissa

- Sissa, un nombre peculiar – Le dijo mientras una sonrisa aparecía en su rostro – Me gusta

- Gracias, pero es un apodo, mi verdadero nombre es Marissa

- Es todavia mas lindo – Dicho esto se acerco a Sissa y deposito un beso en su mejilla con total naturalidad, Sissa estaba como un tomate -- Eres realmente hermosa Sissa

- Ehhh… gracias, eres muy amable Davon – Y se dirigió rápidamente hacia el baño, cuando cerro la puerta yo estaba segura que estaría hiperventilando.

- Yo soy Ana

- Hola Ana, es un placer – Se estaba acercando a saludarla, pero Ana se alejo rápidamente y tomo sus cosas – Sera mejor que me dirija a mi primera clase, antes tengo que encontrar a John y a Carter, nos vemos

- Espera Ana, tengo tu horario – Le dije justo antes de que cursara la puerta – Toma

- Gracias Meni, nos vemos en el almuerzo – Y se esfumo por la puerta

- Bueno, parece que no le gusto mucho – Davon se mostraba confundido, claro, seguro no estaba acostumbrado a que las chicas lo ignoren

- ¿Por qué no te sientas mientras y me arreglo un poco? – Eso no era cierto, pero necesitaba hablar con Sissa

- Claro, pero recuerda que no tenemos mucho tiempo

- Seguro, no tardare – Dicho esto me dirigí a la puerta del baño y la toque, la vos de Sissa salio preguntando que queríamos – Déjame pasar Sissa, tengo que arreglarme un poco

Cuando la puerta se abrió entre lo mas rápido que pude, ya que sabia que si tardaba mucho Sissa la cerraría y no me dejaría entrar de nuevo, una ves dentro me fije que Sissa se había maquillado y se veía MUY bien, hasta ahora no me había fijado, pero Sissa era una chica bastante linda. Tenia pelo negro que le caía con elegantes ondas hasta la cintura, y sus ojos eran de un lindo tono gris. Se había puesto rimel y se había deliñado, esto resaltaba mucho sus ojos.

- Melanie, ¿Davon sigue ahí? – Estaba algo nerviosa y jugueteaba con un mechón de su cabello

-Si, me va a esperar para llevarme, ¿Quieres venir con nosotros?

- ¿Estas loca?, me pongo demasiado nerviosa cuando estoy con el, por eso me metí al baño. Seguro que me caigo si camino a su lado, nunca fui ágil Meni y el hará estragos a lo que me queda de equilibrio – Ella estaba bastante nerviosa – ¿Viste como se acerco a darme un beso en la mejilla?, ningún chico había sido tan lindo conmigo

- ¿Sissa de que hablas?, fue solo un beso en la mejilla y te dijo algo lindo. Admito que te trato mejor que a Ana, pero no es para tanto…

-Es que no entiendes Meni, cuando sus labios rosaron mi mejilla… Yo… solo podía sentir corriente por todo mi cuerpo, nunca sentí algo así Meni, jamas. Y luego el dijo que yo le parecía hermosa, y bueno... lo que pasa es que no estoy acostumbrada a eso, como nunca tuve novio...

- ¿Nunca tuviste novio Sissa? – Eso era raro, si ella era una chica muy atractiva

- Bueno… no exactamente – Contesto mientras bajaba su cara algo avergonzada

- ¿A que te refieres con no exactamente?

- Una ves en quinto básico me agarre con Bryan de la mano por un día entero… no lo llamaría tener novio, pero es lo mas cerca que estuve

- ¿Enserio?, ya somo 2 – Teníamos mas cosas en común de lo que creí

- ¿Bromeas?, tu seguro tuviste cientos de chicos Meni

- Jejeje ya quisiera Sissa, ahora salgamos para que Davon nos acompañe, no queremos llegar tarde

- Pero Meni yo…

- Nada de peros Sissa – Le dije antes de que pudiera terminar de hablar – Tu no conoces la academia, ¿Qué ta si te pierdes, o te confundes de curso y pasas MUCHA vergüenza? Vamos Sissa, aparte estoy yo

- Esta bien – Dijo agachando los hombros – Pero si me caigo mas vale que estés ahí para agarrarme

- Siempre Sissa, no te preocupes – Le sonreí, yo creía que íbamos a ser muy buenas amigas – Ahora salgamos porque llegaremos tarde



Bueno, ¿Que les pareció?, espero que les haya gustado... y no olviden comentar !!!
besooos

Capitulo 6 (segunda parte)

POR FIN !!! jejejeje aquí esta lo que queda del capitulo 6, y estoy segura que muy pronto les pondré el 7 !! gracias a todas esas personas que se pasan por aquí !! COMENTEN !!! jejejeje

CONTINUACIÓN CAPITULO 6

- Hola – Escuche a mis espaldas

Me di la vuelta y me encontré con un chico MUY atractivo. Tenia pelo negro y unos ojos azules bastantes llamativos, era como si el color azul de sus ojos se moviera como el agua. Sus facciones eran muy lindas y agradables, tenia un aire misterioso que lo rodeaba

- Hola – Le conteste con un susurro, siempre me había dado mucha vergüenza hablar con chicos lindos

- Mi nombre es Davon preciosa, ¿Y el tuyo ? – WOW ¿Ese chico tan lindo me había dicho preciosa?, como ya dije, yo jamas me considere linda, pero mis amigas me decían que si era bastante atractiva, pero, ¿Qué clase de amigas no te dicen que eres linda?

- Ehhh… Mi nommbree es Me.. Meni – Yo no tartamudeo, pero me había puesto nerviosa

- Davon deja tranquila a la pobre señorita Adams – Era la primera vez que escuchaba que la señora Anderson llamaba a un alumno por su nombre.

- Lo siento – Pero era claro que no lo sentía tanto, ya que en ves de estar apenado, su rostro dibujaba una sonrisa picaron que me hizo sonrojar y bajar la mirada

- Señorita Adams, ¿Cuál es el motivo para que se presente tan temprano? – No estaba molesta, pero parece que estaba algo ansiosa

- Ehhh… bueno, lo que pasa es que necesitamos un horario para poder ir a nuestras clases, y cuando nos dio la bienvenida no nos los entrego

- ¡Pero claro!, disculpa que se me haya olvidado – Y empezó a revolver papeles en su escritorio, después de lo que pareció una eternidad, cogió 3 hojas y me las entrego

- Seria muy amable de su parte que se las diera a sus otras 2 compañeras

- Claro, no tengo ningún problema, pero, ¿Y el horario de mis otros 2 compañeros?

- Esos se los daré yo, es que tengo que hablar con ellos, me haría un grandisimo favor si les dijera que se dirijan a mi oficina, ¿Puede?

- Claro, enseguida voy a su cuarto y les digo que bajen

- Muchas gracias serñorita Adams

- Acepto – La señora Anderson y yo nos dimos la vuelta para ver a Davon

- ¿Disculpa Davon? – La señora Anderson se veía confundida, parece que ellos habían tenido una conversación importante antes de que yo llegara, asi que seria lo mejor si me iba, así no interrumpía nada

- Bueno sera mejor que yo me vaya así uste…

- No señorita Adams, seria tan amable de sentarse junto a Davon un momento porfavor

– ¿La señora Anderson quería que me sentara junto a Davon?, eso iba a ser bien difícil, ya que yo seguía roja y no quería pasar vergüenza.

- E esta b bie en – ¡Rayos!, estaba tartamudeando otra ves. Me di vuelta y me dirigi al sofá, cuando me senté trate de poner la mayor distancia entre Davon y yo.

- ¿Esta seguro Davon?, porque hace unos instantes no estaba nada dispuesto – La señora Anderson lo miraba con una mirada de precaución

- Si, ahora estoy convencido, ya que es ella no me parece tan mala idea – contesto mientras me miraba, ¿Acaso estaban hablando de mi?

- Creo que la que se esta desanimando ahora soy yo Davon – La señora Anderson me miraba algo preocupada

- Por favor señora Anderson, me portare bien, lo prometo – Dicho esto se giro y me sonrió

- Disculpen que interrumpa, pero, ¿Me pueden decir que sucede? – Me daba vergüenza interrumpir, pero no me gustaba que hablaran algo relacionado conmigo cuando yo estaba ahí y no tenia la menor idea de lo que sucedía.

- Disculpe señorita Adams, le explicare, ¿Se acuerda que cuando les di la bienvenida a sus compañeros y a ustedes les dije que les iba a asignar un alumno para que les ayudara?, bueno yo esperaba que Davon sea su guía y …

- Y yo acepte – Dijo Davon mientras se paraba – Eso significa que voy a ser algo así como tu asesor

- Ohh, ya veo, ehm… esta bien, supongo – No me agradaba mucho la idea de que Davon sea mi asesor

- Perfecto, entonces Davon acompaña a la señorita Adams a repartir esos horarios a sus compañeras y luego llévala a su primera clase.

- Claro señora Anderson, yo me encargare de que comience bien su primer día de clases – Dicho esto me agarro de la muñeca y me empezó a jalar así la puerta -- Hasta luego

- Adiós señora Anderson – Alcance a decir, ya que el me había llevado a toda velocidad hacia la puerta y ya la estaba cerrando

- DAVON – Pero no alcanzamos a escuchar lo que la señora Anderson le iba a decir, ya que el ya había cerrado la puerta

- Por fin, déjame presentarme bien, soy Davon Cooper – Dicho eso tomo mi mano y la beso, no sentí las mismas descargas eléctricas que sentí cuando Alexander me toco, pero si me puse roja como un tomate, ya que era un chico realmente apuesto

- Bien Davon, yo soy Melanie Adams, pero me puedes decir Meni – Ya tenia mas confianza con el, ya que parecía un chico bastante agradable

- Meni… mmm… me gusta – Y mostró su deslumbrante sonrisa

- Jejeje, me alegro, ahora, ¿Me acompañas a dejar estos horarios?

- Claro, vamos – Y comenzamos a caminar hacia los dormitorios, parece que no iba a ser tan dificl que Davon sea mi asesor, era un chico bastante agradable y tenia un aire que me inspiraba… Confianza




Bueeenooo ahí esta, ¿Que les pareció?, se que no es mucho, pero es mi forma de mostrar que no me olvide del blog !! Jejeje entre esta noche y mañana les publico el siguiente capitulo, s lo merecen por la laaarga espera !! Gracias por seguir el Blog y cuenten a sus amigos sobre el !!
Besooos